¡Alabado sea Jesucristo! es la frase con la que la hermana “tornera”, saluda a quienes acuden al torno.

El torno es quizás el elemento más representativo de los monasterios de clausura. Consiste en un armazón giratorio compuesto de varios tableros verticales que concurren en un eje, con suelo y techo circulares. El torno se ajusta al hueco de una pared y se emplea para pasar objetos de una parte a otra, sin que las personas que los dan o reciben sean vistas.

El torno separa la clausura del mundo exterior; pero, al mismo tiempo, es el nexo de unión y de comunicación entre la vida contemplativa y la vida cotidiana.

Conforme a su vocación contemplativa, las Carmelitas Descalzas escogieron el retiro en la vida monacal como expresión y medio del seguimiento a Cristo. La vida en clausura exige ciertos aspectos para asegurar la separación con el mundo. Por ello, los monasterios femeninos de vida contemplativa guardan la clausura según las leyes establecidas por la Sede Apostólica y sus Constituciones. La ley de clausura papal se extiende a todos los espacios del monasterio, en cuanto al torno dice: “habrá tornos, instalados según la tradición de la Orden, para pasar las cosas necesarias de la clausura al exterior y viceversa…”

La gente se acerca al torno en busca de los productos artesanales que fabrican las Carmelitas, como hostias, vino de consagrar, cirios, objetos litúrgicos bordados, medicinas y productos cosméticos naturales a base plantas. Pero la gente no solo se acerca para obtener productos, sino también en busca de ayuda espiritual. Muchos se acercan buscando mediación divina para solucionar todo tipo de problemas humanos. La monja tornera procura dar consuelo con palabras de aliento y sobre todo con oraciones. 

OBJETO DEL MES

El proyecto expositivo Objeto del mes surgió con la idea de poner en valor los bienes patrimoniales de la colección que se encontraban en la reserva del museo. A partir de julio de 2019 decidimos retomar el proyecto para diversificar la actividad museal, aprovechando las investigaciones que se realizan desde las áreas de bienes patrimoniales e investigación del Museo del Carmen Alto. El propósito es acercar a los visitantes a los espacios arquitectónicos y a los objetos de la colección desde aproximaciones específicas como aspectos artísticos, iconográficos, sus relaciones de uso y el contexto de su producción para ofrecer a nuestros visitantes elementos de apreciación, conocimiento y disfrute configurando un espacio de visibilidad y comunicación para nuevas narrativas en torno a nuestra colección y a la arquitectura monacal.


Escrito por Myriam Navas