Hasta el domingo 20 de enero estará a disposición del público la exhibición temporal “Pesebre Carmelita” en el Museo del Carmen Alto, una oportunidad para disfrutar de un conjunto escultórico patrimonial, custodiado por más de 350 años por las Hermanas de claustro Carmelitas Descalzas.

La propuesta es multisensorial pues apela al uso de sentidos como el olfato, la vista y el oído para disfrutar de la exposición. Al ingresar, en el ambiente se percibe el aroma a sahumerio y palo santo, que junto a un fondo musical de populares villancicos, se invita al visitante a recordar cómo armaba el pesebre en su hogar y compartir sus memorias durante el recorrido.

El montaje museográfico narra el Nacimiento de Cristo, la anunciación del ángel Gabriel a María, la matanza de los inocentes, la huida de María y José a Egipto, entre otros. Relatos contados mediantes piezas de colección, correspondientes a los siglos XVIII y XIX que forman parte de la reserva del Museo.

Cada año el Pesebre Carmelita plantea narrativas diferentes para conocer su riqueza artística desde múltiples perspectivas educativas. Esta vez, la construcción del escenario centró su atención en los personajes costumbristas del Quito colonial (costumbres, convenciones sociales e indumentaria) en su contexto cultural y geográfico.

Mediante este planteamiento, se muestra una diversa población de indígenas, yumbos, mestizos, blancos y afrodescendientes, junto a personajes populares como vendedores, cargadores, músicos, entre otros.

 

El Pesebre se ha mantenido a lo largo del tiempo, gracias a generaciones de religiosas Carmelitas Descalzas, quienes con su devoción, creatividad y destrezas manuales han confeccionado figuras, flores o delicados ropajes para vestir las imágenes y el ajuar del Niño Jesús.

 

Hoy, estos elementos pueden ser admirados en el Museo del Carmen Alto, ubicado en las calles García Moreno y Rocafuerte, junto al Arco de la Reina. Los costos regulares de ingreso al Museo son de $3,00 adultos, $2,00 estudiantes con carné, $1,50 niños y tercera edad. El público puede visitar el Pesebre hasta el 20 de enero de 2019, de miércoles a domingo de 09h30 a 16h30.