No se trata de encontrar las diferencias. Se trata de observar dos obras, una basada en la otra.

Hoy en día se conoce que un alto porcentaje de pinturas de caballete, así como murales de la época colonial, se plasmaron sobre la base de un grabado.

Los grabados llegaban desde Europa a América y en manos de los artistas servían como modelos para crear o adaptar nuevas imágenes en las cuales se nota que el artista local aportaba con perspectiva y color; en el caso de las esculturas, con tridimensionalidad.

A modo de ejemplo, se toma como referencia el cuadro de la “Flagelación”, que forma parte de la colección del Museo del Carmen Alto, que probablemente fue realizado sobre la base del grabado de Pieter de Bailliu, grabador flamenco, nacido en Amberes (Bélgica),  en 1613.

Existe gran similitud entre la pintura y el grabado, solamente cambia la dirección hacia donde están dirigidos los personajes y la omisión de algunos detalles.

Título: Flagelación
Autor: Anónimo
Cronología: S. XVIII
Técnica: Óleo sobre lienzo
Colección: Museo del Carmen Alto

Título: Flagelación
Autor: Pieter de Bailliu
Cronología: S. XVII
Técnica: Grabado
Colección: Desconocida
CC. Foto: Web PESSCA / https://bit.ly/2VkllqI