Durante las excavaciones realizadas en el proceso de rehabilitación del Monasterio del Carmen Alto en el año 2013, participó un equipo de arqueólogos e investigadores, entre ellos, la investigadora Gabriela López.

Uno de los hallazgos de este proceso de rehabilitación fueron los huesos de una ‘zarigueya’; los mismo que se encontraban bajo el piso de una de las celdas (habitaciones de las monjas) del segundo piso del Monasterio del Carmen Alto.

“Mientras avanzaba el proceso, descubrían sobre todo estructuras coloniales hasta que en una cámara de aire encontraron dos vasijas. Al darles la vuelta, hallaron los huesos del animal y una tusa que los sujetaba para no estropearlos.”

Huesos de Didelphis penigra, encontrados en el Monasterio del Carmen Alto. Imagen extraída de https://mn.sarem.org.ar/

«Las vasijas no eran de tipo colonial, sino asociadas a la época precolombina. La investigadora explica que este fue un hallazgo sorprendente, ya que revela que no se habían perdido las prácticas precolombinas de enterramiento».

Los estudios en arqueología y zooarqueología nos permiten descubrir la historia, las prácticas o hábitos de las sociedades pasadas; así también, podemos dar un vistazo a la fauna del Ecuador.

 

Lee el artículo completo en: https://mn.sarem.org.ar/article/zooarchaeological-findings-of-didelphis-pernigra-and-rattus-rattus-in-colonial-monasteries-of-ecuador/

 

 


Información extraída de:

  • El Comercio
  • https://mn.sarem.org.ar/article/zooarchaeological-findings-of-didelphis-pernigra-and-rattus-rattus-in-colonial-monasteries-of-ecuador/