Título: Jesús resucitado con los atributos de los apóstoles y los símbolos de su crucifixión / Nombre de Jesús Autor: Taller de Bernardo Rodríguez de la Parra y Jaramillo Cronología: S. XVIII Técnica: Óleo sobre lienzo Colección: Museo del Carmen Alto

La pintura corresponde a  una serie, actualmente de catorce obras que reúnen a Cristo, los apóstoles incluyendo Pablo y los evangelistas, atribuidas al taller de Bernardo Rodríguez, realizadas en el tercer tercio del siglo XVIII utilizando las estampas provenientes de los talleres de Augsburgo de los hermanos Johann Baptist y Joseph Sebastian Klauber,  con dibujos de Gottfried Bernhard Göz.[1]  En base a las estampas, se puede afirmar que faltan dos obras, la de los apóstoles Pedro y Mateo; se desconoce la ubicación actual de las mismas.

Trece de las obras se ubican en el Museo del Carmen Alto y la que corresponde a Santiago el Mayor reposa en el Convento de San Francisco. La serie de Goz – Klauber incluía una imagen de la Virgen María como “Reina de los Apóstoles”, se desconoce si el artista quiteño llegó a plasmar esta estampa al óleo.

El cuadro motivo de este estudio, es la efigie de mayor importancia de la serie, resume en su iconografía la imagen de Cristo como centro e inicio del apostolado que lo rodea, representados los doce seguidores de Cristo en sus diferentes atributos.

La pintura se distribuye en cuatro sectores temáticos:

1.- En la parte superior, en el centro, se realza el nombre de Cristo y su categoría de Hijo de Dios; con este fin se encuentran dos ángeles niños sosteniendo una  cruz latina en modo vertical. El ángel de la izquierda (lado de la obra), sostiene con su mano el primer elemento simbólico de importancia de esta área, una filacteria blanca con la inscripción “Signum filis hominis” (Señal del hijo del hombre). La cruz es el segundo componente de importancia, que presenta levantado en alto, el elemento de martirio de Cristo, símbolo de la Cristiandad, y medio de redención por el cual la humanidad se salvó del pecado original.

[1] https://colonialart.org/galleries/gallery-11-the-remarkable-apostles-of-goz-klauber-rodriguez#c1975a-1975b

Detalle superior obra, ángeles sosteniendo Cruz

Ambos ángeles tienen pequeñas alas extendidas de color blanco, el de la  izquierda con bordes azules y el otro con un tono café que probablemente fue rojo o dorado[1]; los dos están semidesnudos, cubriendo sus caderas y hombros con delgados mantos de color blanco en el exterior y café en el interior. Sobrepuesto a los ángeles a la altura de su torso, se encuentra el tercer símbolo que reverencia el nombre de Cristo, la inscripción “IHS”. A lo largo de la historia se han dado varias traducciones de este monograma:

  • Contracción del nombre de Jesús en el alfabeto latino
  • Iesus Hominum Salvator (‘Jesús salvador de los hombres’, en latín) o incluso
  • Iesus Hierusalem Salvator (‘Jesús salvador de Jerusalén’).
  • In Hoc Signo vinces (‘con esta señal vencerás’), creada por el emperador romano Constantino (272-337), quien afirmaba que antes de la batalla del Puente Milvio se le había aparecido el acrónimo IHS junto a su expansión explicativa: «In Hoc Signo vinces», haciendo referencia a que si él se convertía al catolicismo, vencería en la batalla. Sin embargo, tras ganar la batalla Constantino adoptó como símbolo el lábaro (estandarte) con el monograma XP (ΧΡιστός: Khristós: Cristo).
  • I Have Suffered (‘Yo he sufrido’).
  • JHS en castellano puede interpretarse como(´Jesús Hijo y Señor`)[2]

2.- En el centro de la obra, la imagen de mayor importancia, enmarcada por los otros sectores temáticos e iconográficos es la figura de Jesús, que se representa en  busto, con cabello largo y barba de tonos marrón, se ubica en el centro de la pintura, usando una túnica roja (amor divino), con un manto azul (sabiduría) que se cruza en su hombro derecho, (vestimenta que identifica a Cristo como redentor). De su imagen emana luz blanca en contraste con los tonos ocres de su alrededor. Tiene su expresión relajada, y su vista se dirige al espectador.

[1] Irene, González,  Los ángeles, Universidad Complutense de Madrid,  https://www.ucm.es/data/cont/docs/621-2013-11-13-Angeles.pdf
[2] https://es.wikipedia.org/wiki/IHS

Detalle rostro de Jesús

3.- El busto de Jesús, descansa sobre un pasaje de la vida de su ministerio, probablemente cuando llamó a sus apóstoles a ser edificados y formar un solo cuerpo con la presencia de Jesús como centro, como señala la inscripción del grabado original en Efesios 2:20 “edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo”, por lo que se lo representa de pie, con los mismos colores de la redención, señalando al cielo, a las afueras de una edificación, sobre tres gradas y con siete apóstoles a su alrededor; Jesús mira al que está a sus pies, posiblemente Pedro, mientras frente a él, al lado derecho de la obra, otro apóstol lleva una vela encendida.

Pasaje de la vida Jesús, pintada bajo su rostro

Esta escena está delimitada en forma circular por un cuadro de madera que a su vez se encuentra rodeado por los elementos de la pasión, iniciando por la parte inferior y por la derecha:

  1. Tres clavos con los que Cristo fue crucificado
  2. Una jarra (que contiene la hiel y vinagre);
  3. Manto azul (alusión a la túnica inconsútil de Cristo, la que se jugaron a los dados los soldados y que según la tradición la hizo su madre cuando cumplió doce años y que crecía con él[1])
  4. Bastón (utilizado por los soldados que arrestaron a Jesús);
  5. 3 dados (con los que los soldados se sortearon las vestiduras de Jesús)
  6. Guante del soldado romano (mano de Caifás, el sumo sacerdote del sanedrín -tribunal religioso- que abofeteó a Jesús al considerarlo blasfemo. Como otros participaron en el escarnio, como los criados, la mano también representa a su vez la de los que golpearon a Jesús);
  7. Manojo de espinas (elementos de flagelación)
  8. Lanza (del centurión Longinos con la que infligió la llaga en el costado de Jesucristo, para comprobar que había muerto y no cumplir con el crurifragium que era la práctica de romperle las piernas a los condenados para acelerar su muerte, acción que si se realizó en el buen y mal ladrón).
  9. La caña con una esponja, (con el que la hiel y el vinagre fueron ofrecidos a Jesús crucificado cuando él pidió agua para calmar su sed);
  10. Corona de espinas (objeto de burla cuando se la colocó en reemplazo de una corona real, aludiendo que era el Rey de los Judíos).
  11. Las sogas atadas a la columna donde Jesús fue atado y azotado;
  12. Silicios (con los que Cristo fue azotado)
  13. Funda de monedas (treinta monedas de plata que recibió Judas Iscariote como recompensa por entregar a Jesucristo);
  14. Tenazas (para extraer clavos);
  15. Espada con la oreja (utilizada por San Pedro, cuando cortó la oreja a Malco, un criado del Sumo Sacerdote y que milagrosamente Jesús regresó a su estado original);
  16. Martillo (para clavar brazos y piernas);
  17. Vela encendida dentro de una caja abierta (linterna o antorcha usada por los soldados que apresaron a Jesús);

4.- Finalmente a los lados de la obra, uno en cada extremo, se ubican pilares en forma de obelisco, con un dado conformada por cuatro caras trapezoidales iguales, elementos arquitectónicos utilizados como monumentos conmemorativos. Los dos sustentantes tienen en la parte superior una rama cruzada de laurel con otra de olivo, que toman la forma de una corona circular.

El ramo de olivo fue un símbolo antiguo de la paz personificada[2], para los griegos tenía un valor muy importante, se adornaba con él a cantores y héroes victoriosos. El olivo era consagrado para los atenienses, se construían ramos de olivo para el premio en los juegos olímpicos. Este significado continuó en el arte medieval de la Concordia, así como en la Edad de Oro de las artes; también se lo relaciona con la escena bíblica en que la paloma trajo consigo un ramito de olivo cuando terminó el Diluvio, representando para los cristianos el establecimiento de la paz entre Dios y los hombres. Las personas que recibieron a Jesús en la entrada a Jerusalén también llegaron con ramos de olivo[3].

El laurel es una planta que conserva siempre su verdor, fue utilizado por los griegos como símbolo de victoria y gloria[4], coronando la cabeza de los vencedores; para los romanos tiene un significado similar, conmemorando el triunfo militar[5], a los mensajeros de buenas nuevas, etc. En el cristianismo simboliza también el triunfo, el honor, el triunfo de Cristo o de los santos[6].

El laurel y el olivo han sido inmersos dentro de la ornamentación cristiana por estas relaciones simbólicas, valor que también toma en este cuadro sobre la Alegoría del nombre de Jesús.

Regresando a los pilares de la representación pictórica, sobre su fuste se ubican los elementos iconográficos de los apóstoles, conformados por sus atributos y/o instrumentos de martirio. En total se representan trece personajes, los doce apóstoles de Cristo, con el reemplazo de Judas Iscariote por San Matías, y San Pablo como el apóstol de los “gentiles”; es decir, los doce que comienzan el ministerio al pueblo elegido por Dios, “los israelitas”, y el apóstol que abre la puerta de la salvación por medio de Cristo a los pueblos paganos, y con ellos, a la humanidad.

Al lado derecho de la obra se ubican seis y al izquierdo siete, su ubicación y símbolos son los siguientes:

[1] “La impresionante túnica inconsútil que iba creciendo junto con Jesús”, accedido el 31 de julio de 2018, http://forosdelavirgen.org/101591/tunica-argenteuil/
[2] Meyer, Franz Sales. Manual de ornamentación ordenado sistemáticamente para uso de dibujantes, arquitectos, Escuelas de Artes y Oficios y para los amantes del arte. (Barcelona: Gustavo Gili, 2004), 52.
[3] Hall, James, y Kenneth Clark. Diccionario de temas y símbolos artísticos, 2. (Madrid: Alianza Editorial, 2003). Vol.2, 134.
[4] Biblia todo diccionario, accedido el 31 de julio de 2018 en https://www.bibliatodo.com/Diccionario-biblico/laurel
[5] “Sobre  los  significados  del  laurel  y  sus fuentes  clásicas  en  la  edad  media  y  el siglo de  oro”, Javier Salazar  Rincón, UNED, La Seu  d’Urgell  (Lérida)   http://revistadeliteratura.revistas.csic.es/index.php/revistadeliteratura/article/viewFile/212/223 (p. 336)
[6] Diccionario enciclopédico de la Biblia y teología, “Laurel”, 4 de febrero de 2016 http://www.biblia.work/diccionarios/laurel/

Derecha del cuadro:

  1. Cruz latina invertida (hace referencia al martirio al que supuestamente fue expuesto el apóstol San Pedro);
  2. Cruz en aspa o X (hace referencia al martirio que sufrió el apóstol San Andrés);
  3. La mitra pastoral (primer obispo de Jerusalén), con garrote (por su muerte Santiago el menor);
  4. Cáliz con la eucaristía y la lanza (Mateo, aunque ese cuadro no se encuentra en el Museo, en el grabado original del Santo en la página Web de PESSCA se observan estos dos símbolos iconográficos);
  5. Piel de San Bartolomé con cuchillo;
  6. Cruz y piedras (San Felipe).

Detalles de atributos

Izquierda del cuadro:

  1. Espada (utilizada en el martirio de San Pablo);
  2. Corazón resplandeciente (por su incredulidad, atravesado por espada en su martirio, Santo Tomás);
  3. Sombrero de ala ancha con venera, esclavina, bordón, espada (Santiago el Mayor, el cuadro no se encuentra en la serie del Carmen Alto, se encuentra en el Museo Fray Pedro Gocial de San Francisco);
  4. Mazo, hacha (martirio de Judas Tadeo);
  5. Sierra ( martirio de San Simón);
  6. Cáliz con serpiente, caldera del martirio (San Juan);
  7. Espadas y piedras (San Matías);

Detalles de atributos

El orden de la colocación de estos atributos también tiene una razón, ya que Pedro y Andrés fueron los primeros escogidos por Jesús para su ministerio; de igual forma Pedro y Pablo encabezan las dos columnas, Pedro como base o “piedra angular” de su iglesia, fundada en el pueblo elegido y Pablo como defensor de la misma y como difusor del Cristianismo a los gentiles.

Regresando al grabado, modelo de esta obra, se observa en la parte superior el número 1 (uno), así también en la parte inferior la inscripción: “Fundamentum Apoftolorum Ephes. 2.20”, (Fundamento del Apostolado Efesios 2:20). En el cuadro de la serie del Museo del Carmen Alto, la inscripción no se la observa porque está cubierta con el marco.

Esta serie de grabados usualmente contienen la inscripción: Klauber Cath. Sc. Et exc. A.V. (Klauber Catholici sculpserunt et excuderunt Augustae Vindelicorum), que quiere decir:  “Los Klauber, católicos, lo grabaron en Augsburgo”. Muchas de sus estampas cuentan también con la licencia real: “C.P.S.C.M” (Cum privilegio Sacrae Caesareae Majestatis, (Con el privilegio de la Sagrada Majestad Imperial). Además se observan en los grabados la inscripción “Ios. et Ioa. Klauber Cath. sculp. et. exc. A. V”.

En esa época, su editorial producía libros ilustrados, recordatorios, tarjetas para peregrinos, representaciones de imágenes de la Virgen y santos, que se expandieron por Europa, y América. Este oficio fue continuado por sus hijos.

Grabado que sirvió de modelo para realizar el cuadro: Jesús resucitado con los atributos de los apóstoles y los símbolos de su crucifixión Imagen tomada de página web PESSCA

Realizado por:
Noralma Suárez
Responsable de Reserva MCA