La Virgen de la Merced o Nuestra Señora de las Mercedes es una de las advocaciones marianas de la Virgen María.

Por el año 1203, Pedro Nolasco se dedica a redimir esclavos cristianos que estaban en cautiverio por los musulmanes en el Norte de África, su condición de comerciante le ayudaba para recaudar limosnas para los cautivos. En un momento se le acaban los recursos y se plantea ingresar a una orden religiosa. Es así que dice la tradición oral que entre el 1 y 2 de agosto de 1218 la Virgen se le apareció a Pedro Nolasco, Raimundo de Peñafort, y al rey Jaime I de Aragón y les comunicó su deseo de fundar una congregación para redimir cautivos.

Su devoción se extiende por Europa, África, Asia y por Latinoamérica donde se han realizado santuarios y basílicas en su nombre, es patrona de repúblicas y ciudades y protectora de calamidades públicas.

Descripción del cuadro del Museo del Carmen Alto

Título: Virgen de la Merced ,Autor: Anónimo, Cronología: Siglo XIX, Técnica: Óleo sobre lienzo

Descripción pre-icnográfica

Formato rectangular vertical; pintura dentro de óvalo; esquinas oscuras. El fondo del enmarcado presenta dos tonalidades: amarillo en la parte superior y celeste en la inferior, separados por nubes a los extremos. En las esquinas superiores dos querubines, uno a cada lado, alas rosadas y celestes respectivamente, sostienen con la punta de sus alas una corona.

Al centro se encuentra la imagen de la Virgen sedente, de tres cuartos de cuerpo, cabeza inclinada a su derecha junto a cabeza del Niño Jesús, ojos color negro, mirada hacia abajo. Brazos flexionados a la altura de la cintura, con su mano izquierda sostiene escapulario; con los escudos de la orden y uno más con el símbolo del clavo y un anzuelo que lo sostiene el Niño con su mano izquierda; la Virgen con la mano derecha abraza al Niño Jesús sedente. Lleva manto de encaje transparente, capa y túnica blancas, sostenidas por un broche de color azul y verde. De la oreja izquierda cuelga un arete color blanco. Presenta un halo de rayos resplandecientes.

El Niño Jesús arrimado ligeramente su cabeza sobre el hombro derecho de la Virgen, cabello castaño ensortijado, ojos azules, brazo izquierdo extendido hacia delante, sostiene escapulario; el derecho semi extendido,  sostiene cruz; viste túnica roja.

Iconografía

La iconografía usada para representar a la Virgen de la Merced queda definida a partir del siglo XVI, consiste en el hábito mercedario: túnica, escapulario y capa todo en color blanco, con el escudo mercedario en el pecho.

Otros elementos recurrentes son las cadenas y el grillete, símbolos también del cautiverio. Normalmente, además del escapulario del hábito, lleva otro pequeño en la mano que ofrece a los fieles.

Suele aparecer tocada con corona de reina y también con el cetro en la mano derecha. En muchas ocasiones sostiene en la izquierda al Niño Jesús, que también puede llevar un escapulario en las manos.

  • La cruz: Blanca sobre fondo rojo. Es el emblema de Cristo Rey de Reyes, también significa el apoyo de la iglesia a la labor de Pedro de Nolasco al momento de la fundación de la orden. Representa también la cruz de la catedral de Barcelona que el obispo de ese entonces regala a la Orden.
  • Las líneas rojas y amarillas son las barras de la corona de Aragón. El rey Jaime I, regala a la Orden su escudo como expresión de su apoyo a la obra redentora.
  • Es escudo se transforma en un pasaporte real. Por eso muchas veces el escudo tiene la corona real.
  • Los colores representan: el dorado benignidad y nobleza; el blanco inocencia y pureza; y el rojo amor y castidad.

Patronazgo

Debido a la cantidad de desastres naturales y epidemias acaecidas en Quito los devotos se encomendaban a la Virgen de la Merced para salvarse de una muerte súbita y de la condena eterna. En Ecuador es Patrona de Quito, Patrona y Reina de la ciudad de Guayaquil. Patrona del Litoral Ecuatoriano y Patrona de las Fuerzas Armadas del Ecuador.

Patrona de los presos.

Su nombre también quiere decir Misericordia.

El año 1696, el papa Inocencio XII extendió la fiesta de la Virgen de la Merced a toda la Iglesia el 24 de septiembre.

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

https://www.mercedarios.ec/advocacionmariana/

https://es.catholic.net/op/articulos/15096/cat/644/nuestra-senora-de-la-merced.html#modal

Plaza Escudero, Lorenzo de la, Cristina Granda, Antonio Olmedo Molino, y José María Martínez   Murillo. Guía para identificar los santos de la iconografía cristiana. 1a. edición. Cuadernos Arte Cátedra. Madrid: Ediciones Cátedra, 2018.